domingo, 31 de diciembre de 2017

DESPEDIDA










Debido a la imposibilidad que tenemos de seguir ocupándonos del blog, damos aquí cierre al mismo, por lo menos y mientras tanto la situación no nos permita ocuparnos de él convenientemente, sin descuidar otros deberes en la medida de nuestras muy menguadas posibilidades. Esperamos que los amigos lectores puedan sacar provecho de las 3.368 entradas publicadas en estos cinco años y tres meses, gran parte de las cuales son originales, y de nuestros dossiers y secciones especiales. Creemos haber aportado nuestro granito de arena (o mejor: de sal) para la causa de la Resistencia, que no es otra que la de la Tradición católica a la que, inmerecidamente y por la gracia de Dios tenemos la dicha de pertenecer.

A esta altura parece que no quedara más nada para decir, pues para muchos de nosotros la situación actual se muestra cada día más clara. Pero, sin embargo, se debe continuar siempre el combate del esclarecimiento, tanto para que la verdad sea dicha cuando es oprimida, como para quitar las máscaras al error, y desengañarnos una y otra vez, y así vivir en la realidad y no en la engañosa ilusión que pretende cubrirnos con su seductora y falsa paz. En su obra maestra “El Liberalismo es pecado”, don Sardá y Salvany indica los tres medios que según su saber son “los más eficaces y oportunos que cabe aplicar a pueblos señoreados por el Liberalismo” (Cap. XXXIII):

“1.° La organización de todos los buenos católicos. Sean pocos, sean muchos los católicos en una localidad conózcanse, trátense, júntese. Hoy no debe haber ciudad o villa católica sin su núcleo de gente de acción. Esto atrae a los indecisos, da valor a los vacilantes, contrapesa la influencia del qué dirán, hace a cada uno fuerte con la fuerza de todos.
2.º Los periódicos buenos. Escoged entre los periódicos buenos el mejor y que más se adapte a las necesidades e inteligencia de los que os rodean. Leedlo, pero no os contentéis con eso, dadlo a leer, explicadlo y contadlo, haced de él vuestra base de operaciones. Haceos corresponsal de su Administración, cuidad de hacer las suscripciones y pedidos, facilitadles a los pobres menestrales y labriegos esta operación, la más enojosa de todas. Dadlo a los jóvenes que empiezan sus carreras, proponédselo por lo bello de sus formas literarias, por su académico estilo, por su gracejo y donaire. Empezarán por gustar de la salsa, y acabarán por comer lo que con ella viene guisado. Así obra la impiedad, y así hemos de obrar nosotros. Un periódico sano es de necesidad en el presente siglo. Dígase lo que se quiera de sus defectos, nunca igualarán éstos a sus ventajas y beneficios. Conviene, además, favorecer la circulación de todo otro impreso de análogo carácter, el folleto de circunstancias, el discurso notable, la enérgica Pastoral, etc.
3.º La escuela católica.”

Adáptense estos consejos al día de hoy, allí está toda la cuestión de hacer bien o no nuestro combate. Con respecto a la organización, hemos visto que gracias a Dios la Resistencia ha podido al fin organizarse, que cuenta con su congregación sacerdotal, la SAJM, con su Seminario internacional, etc. Es un principio. Los pequeños grupos que restan deben saber organizarse, mucho más cuando dispersos y aislados corren el gran peligro de perder la fe, la confianza, el ánimo, o de buscar sumarse a iniciativas viciadas de liberalismo, por no hablar de aquellos que se vuelven hacia sectas de “iluminados” gurúes farisaicos.

Con respecto al segundo punto, y ahí nos interesa especialmente detenernos, creemos que todavía no se lo considera bien y no se pondera la acción de la buena prensa católica de la Resistencia, y hay que afirmarlo. Cámbiese lo de “periódicos” por “sitios y blogs de internet”, pues en este tiempo hacen sus veces, ante la imposibilidad –a excepción de algún lugar particular de Europa o los EEUU- de editar y publicar en papel, además de que el desinterés crónico, la desidia y la falta de recursos económicos hacen la tarea ímproba.

sábado, 30 de diciembre de 2017

ULTIMAS CITAS









«Nosotros no hemos recibido la misión de hacer triunfar la verdad, sino de combatir por ella ».
(Pascal)



«La verdad engendra el odio y por tanto lleva al suplicio».
(San Antonio de Padua)



«La Iglesia combate y sufre en la proporción en que ella cumple su misión; si ella está sin sufrimiento es signo de que ella está dormida».
(Cardenal Newman)



«La opinión es fácilmente manipulable, pero los espíritus iluminados y las inteligencias abiertas pueden sin embargo siempre subir allí donde se encuentra la Verdad».



«Aquel que tiene la verdad en el corazón no teme que su palabra carezca de persuasión».
(Ruskin)



«Nosotros no podemos nada contra la verdad».
(2 Cor. 13,8)



Tomadas del libro de don Luigi Villa « Pie XII, “Le Vicaire de Hochhuth et le vrai Pie XII ».



viernes, 29 de diciembre de 2017

DEFENSA DE LA FSSPX, RECHAZO DE LA NEO-FSSPX



 


“La Fraternidad San Pío X no tiene solamente la cuatro marcas, mas según la palabra de san Pío X, una quinta: ella es una, santa, católica, apostólica y perseguida, como lo era la verdadera Iglesia antes del Vaticano II, porque ella es la única que desagrada al mundo a causa de su santidad. La Iglesia nueva no es perseguida, porque ella agrada al mundo, pero la Fraternidad San Pío X desagrada al mundo a causa de su santidad Y persiguiendo a la Fraternidad san Pío X, usted no hace más que imitar al mundo en su odio de la verdad, y usted prueba que esta última es muy santa para usted”.

(Hermano Jean-Marie Lefebvre, Carta del 25 de marzo de 2006, días antes de su muerte, cit. En Le Sel de la terre n 62, Otoño 2007, p. 160)


Reproducimos un fragmento de una de las tantas cartas que aquel valiente defensor de la fe que fue el hermano Jean-Marie Lefebvre, escribiera para contestar, en este caso, los ataques de los sedevacantistas, contra la obra de Mons. Lefebvre (sin parentescos con él, dicho sea de paso). Fue una de sus tantas batallas.  Es un testimonio que hoy los defensores de la Neo-FSSPX ya no puede sostener. ¿Perseguida la Fraternidad, cuando se quitó de encima las gloriosas cicatrices –mediante una excelente cirugía plástica- que le había impuesto la Roma modernista con las “excomuniones”? ¿Perseguida cuando  los modernistas no dejan de otorgarle licencias y permisiones, o cuando el mismo Mons. Fellay dijo que la persecución contra la Fraternidad había cesado? ¿Perseguida por el mundo cuando se le dan facilidades, por ejemplo en Argentina, y de hecho hoy decir Roma conciliar es lo mismo que decir “mundo”? ¿Perseguida cuando el propio destructor de todo lo que es católico, el blasfemo Francisco, dijo –atención, en la misma entrevista donde criticó a Mons. Williamson- que tenía con Mons. Fellay “buenas relaciones”? ¿Perseguida cuando Mons. Fellay dijo en una conferencia que el demoledor Francisco “està de nuestra parte” (esto es, de parte de la Fraternidad)?  Y lo más grave aún, es que la Neo-Fraternidad dejó de ser perseguida para convertirse en perseguidora, expulsando de sus filas a los antiliberales, o castigando a los superiores en Francia, después del affaire de los matrimonios concilio-tradicionales…Ultima prueba que presentamos de las tantas que hay, del nuevo status de la Neo-Fraternidad: ya no es perseguida y por eso se le abrieron las puertas de importantes basílicas de Roma, para celebrar allí sus misas. Y allí la Neo-Fraternidad, en contrapartida, no hizo la menor alusión, ni la más pequeña crítica, ni la más sutil protesta, ante la destrucción de la Iglesia que es realizada actualmente por la secta modernista y sodomítica que ocupa Roma (Ver acà)


La Fraternidad se ha quitado la quinta marca. Por eso es justo hablar de Neo-Fraternidad. La Fraternidad que defendió el hermano Lefebvre, oficialmente,  ya no existe.


EL LIBERALISMO ES PECADO







“El LIBERALISMO es, sin duda, la cabeza madre y, por ende, la más peligrosa del dragón revolucionario.

Al gangrenar la noción de Verdad —vida de la Inteligen­cia— y aceptar tantos “puntos de vista" como individuos pensantes —¡Protágoras y los sofistas redivivos!— des­truye la Verdad objetiva, introduciendo por la “ancha puerta” del librepensamiento al espacioso reino del OPINIONISMO, donde señorea la anarquía intelectual de cada uno.

Al renegar de la intolerancia doctrinal —consecuencia lógica de la Verdad— practica el más innoble PILATISMO, emulando a aquél que, después de haber preguntado con displicencia a Cristo: “Quid est veritas?", le volvió la espalda, indiferente, sin esperar Su respuesta.

Y al defender la única verdad absoluta que la Verdad no es absoluta ni única, edulcora al cristianismo, aggiornando fraudulentamente el “aut-aut" evangélico en un “Li­bertas liberabit vos"…
Se comprende entonces por qué, si el LAICISMO es la “peste" del siglo XX (Pío XI, Quas Primas) y “el LIBERA­LISMO ha sido la peste del siglo XIX" (Montalbán, Hist. Igl Cat., IV, p. 757), el LIBERALISMO CATÓLICO, conforme lo definiera ese “azote del liberalismo" que fuera Pío IX, es una “peste perniciosísima", “verdadera calamidad ac­tual", “pacto entre la justicia y la iniquidad", “virus ocul­to", “error insidioso y solapado", “pérfido enemigo", “más funesto y peligroso que un enemigo declarado".
Por ello, toda la clave de la actualísima crisis de la Iglesia se condensa en dos pequeñas líneas de PIO IX en 1861, reproducidas con profética clarividencia en la octo­gésima y última proposición CONDENADA del SYLLABUS: “El Romano Pontífice puede y debe reconciliarse y tran­sigir con el progreso, el LIBERALISMO y la civilización moderna".
Y mientras el SYLLABUS —Catecismo de la Santa Into­lerancia de la Verdad y Carta de la auténtica Libertad humana— continúe ignorado como letra muerta, el mundo seguirá agonizando.

“Siempre he condenado el LIBERALISMO CATÓLICO, y volveré cuarenta veces a condenarlo, si es necesario".
PIO IX (18-6-1871)

“Los CATÓLICOS LIBERALES son lobos cubiertos con piel de corderos; y por ello, el sacerdote, verdadero sa­cerdote, debe revelar al pueblo confiado a sus cuidados sus peligrosas asechanzas y sus malos objetivos".
SAN PÍO X (5-9-1894)

"El LIBERALISMO o laicismo, EN TODAS SUS FORMAS, constituye la expresión ideológica propia de la masonería".
EPISCOPADO ARGENTINO (20 - 2 -1959)



Texto de la contraportada de la edición de “El liberalismo es pecado”, Colección Clásicos Contrarrevolucionarios, Cruz y Fierro Editores, Buenos Aires, 1977. Edición la cual, lamentablemente, está manchada por la presentación que de la misma hace un  tradiliberal antilefebvrista como el P. Carlos Buela, capaz de creer que pelea contra el liberalismo a la vez que cita a Mons. Ezequiel Moreno junto a…Pablo VI y el Vaticano II. Se ve hasta dónde llegan los sutiles errores del liberalismo denunciados por el mismo Sarda y Salvany: Buela ya mencionaba entonces una “hermenéutica de la continuidad”, por una obediencia mal entendida, reconociendo las ambigüedades de los documentos del Vaticano II pero que debían ser interpretados de acuerdo a la Tradiciòn, ¡vaya antiliberales los que aceptan el lenguaje ambiguo en la doctrina, con tal de no ser perseguidos como los “lefebvristas”!; luego esta incoherencia lo llevaría a extremos de abusos de autoridad y otras cosas graves que mancharon a su “criatura” el IVE, reservorio de los conservadores domesticados por la iglesia conciliar. Verdaderamente, no se puede hoy ser seriamente y absolutamente antiliberal sin comprender y seguir a Mons. Lefebvre.